Slow Fish Caribe

Slow Fish Caribe

La Red Slow Fish Caribe en Terra Madre Salone del Gusto 2018

La XII edición de Terra Madre Salone del Gusto – cuyo lema ha sido “Food for Change – Comida para el cambio” – se ha desarrollado en torno a los cinco ejes temáticos comida y salud, semillas, abejase insectos, slow meaty slow fish, con los que ha invitado al público a reflexionar.

Dentro de los foros desarrollados en el espacio temático Slow Fish, se ha reflexionado sobre el vínculo del ser humano con los mares, lagos y océanos. Se ha discutido sobre la contaminación causada por los microplásticos y las problemáticas globales que contribuyen a la contaminación de nuestro planeta. Se han examinado los daños ambientales causados por la acuacultura de salmón y camarón. Se ha reflexionado sobre los desafíos a los que se enfrentan las comunidades de pesca tradicionales, ya sea por el acaparamiento de los océanos que amenaza con privatizar los derechos de pesca, la falta de reconocimiento de la labor de las mujeres en esta filiera, o los esquemas de certificación cada vez más presentes, que a pesar de ser tan costosos no reconocen los aspectos sociales y fundamentales de las comunidades pesqueras artesanales. Todos estos temas se han abordado a través de 12 paneles en los que han participado personas de 34 países.

Ha sido de relevante importancia la participación de la delegación del Caribe, formada por 40 delegados/as entre académicos/as, activistas, cocineros/as, pescadores/as, representantes de instituciones provenientes de Colombia, Costa Rica, Cuba, Haití, Honduras, México, Panamá y las islas de Granada (Pequeña Martinica). Los/as delegado/as han estado presentes en 8 de los 12 paneles de discusión, aportando su visión sobre las diferentes temáticas enfrentadas. Esto ha permitido desarrollar vínculos con otros miembros de la red regional Slow Fish Caribe y con los integrantes de Slow Fish Internacional.

El proyecto “Slow Fish Caribe: Fortaleciendo modelos de conservación y aprovechamiento sustentable en áreas protegidas en el Caribe vinculadas a Slow Food ”lanzado en 2017 ha tenido varios momentos relevantes durante esta edición. Aunque incluye comunidades de todo el Caribe, el Proyecto se focaliza principalmente en tres reservas de la biosfera: las Reservas de la Biosfera de Sian Ka’an y de Banco Chichorro en la costa mexicana de Quintana Roo, y la Reserva de la Biosfera Seaflower en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina y tiene por objetivo promover el uso sostenible de los recursos marinos y costeros de los complejos, frágiles y biodiversos ecosistemas del Caribe, sometidos a una excesiva explotación. El proyecto cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea y está siendo implementado por Slow Food en colaboración con socios locales (la Fundación Activos Culturales Afro ACUA y la Corporación para el Desarrollo Sostenible y Ambiental del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina – CORALINA en Colombia, la Colectividad RAZONATURA y Amigos de Sian Ka’an en México). En su foro dedicado, moderado por Liliana Vargas– coordinadora para Slow Food del Proyecto en Colombia – intervinieron Ángela Arango de la Fundación ACUA, Barbara Origlio de RAZONATURA, Gonzalo Merediz de Amigos de Sian Ka’an y otros miembros de la red.

Los socios y los actores territoriales involucrados en el desarrollo del proyecto presentes en el evento (principalmente cocineros/as, productores/as y pescadores) han compartido sus experiencias, historias y visiones también en otros espacios de discusión.  Gonzalo Merediz –  director ejecutivo de Amigos de Sian Ka’an, una de las organizaciones más importante de la sociedad civil de México dedicadas a la conservación del medioambiente y el desarrollo sustentable en Quintana Roo – intervino en el Foro dedicado a las experiencias de gestión colaborativa de áreas marinas protegidas; Kim Ley Cooper – biólogo de RAZONATURA, organización que apoya y promueve el desarrollo sustentable y la conservación de los ecosistemas impulsando la participación y la colaboración con las comunidades, compartió su visión en el foro dedicado a las características, las críticas y las oportunidades de los sistemas de certificación existentes en el sector pesquero y a las alternativas más innovadoras. Por su parte, Carlina Veloza Jay, productora, transformadora y directora de la microempresa healthy garden de la isla de San Andrés, contó su experiencia en el foro dedicado a la fragilidad de los ecosistemas de las islas, cuyo manejo requiere el respeto de principios de sostenibilidad ambiental y social a través de una gestión sostenible de sus recursos naturales, la promoción de actividades económicas sostenibles y que valoricen los activos bioculturales de los territorios. Este foro ha sido moderado por el Doctor David Soto Uribe, director de la Fundación ACUA, entidad que promueve el desarrollo sostenible de las poblaciones afrodescendientes a partir del rescate y la valorización de los activos culturales y naturales de los territorios. Erick Castro González – subdirector de Mares y Costas de la Corporación CORALINA, ente corporativo de carácter público que representa la máxima autoridad ambiental en el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina – ha hablado del impacto causado por las especies invasoras en la biodiversidad de las áreas marinas y de posibles escenarios de adaptación a partir de la experiencia de San Andrés. De su lado, José Ángel de la Cruz Canto Noh – presidente de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera COZUMEL, que se dedica a la extracción de productos del mar de manera artesanal y sostenible, habló de las potencialidades de la pesca del pez león como fuente de diversificación de ingresos para los pescadores y medio de conservación y protección del ecosistema. El foro fue moderado y enriquecido por Gonzalo Merediz de Amigos de Sian Ka’an.

Otro espacio de suma importancia dedicado a la puesta en valor del patrimonio agroalimentario y gastronómico de los delegados/as de Terra Madre Salone del Gusto que merece la pena destacar es él dedicado a las Cocinas de Terra Madre que reunieron lo mejor de la gastronomía mundial dando la posibilidad a cocineros/as de diversas regiones de preparar los platos más representativos de sus países. De Colombia, la chef tradicional y líder de comunidad Risilla Henry de la isla de Providencia, junto con Antonuela Ariza, coordinadora de la Alianza de Cocineros en Colombia, prepararon el rondón, una de las sopas tradicionales más emblemáticas de la isla. La preparación de este plato representa un evento de gran cohesión social que se convierte en un acontecimiento comunitario. En las cocinas se dedicó espacio también a la preparación del pez león a la plancha, preparado por la chef Flor de María Fallas, acompañado por una salsa de maracuyá y leche de coco.

Pero sin duda, uno de los mayores éxitos del espacio temático Slow Fish ha sido la creación de momentos de intercambio entre las nuevas personas e instituciones que se han ido involucrando en la red Slow Fish Caribe en este primer año: cocinero/as, representantes de comunidades de pescadores/as e instituciones de Colombia, México, Honduras, Panamá, Costa Rica y la Pequeña Martinica. Se ha destacado la importancia de trabajar en red y fortalecer las relaciones que se han establecido hasta el momento con el ánimo de intercambiar experiencias y aprendizajes. Esto permitirá trabajar en una visión común que promueva y valorice las artes de pesca artesanales en la región, así como fomentar el uso sostenible de los recursos marinos y costeros y la gestión de áreas marinas protegidas desde un enfoque holístico y compartido.